La Agencia Española de Protección de Datos ha editado en Julio de 2020 una nueva guía sobre el uso de las cookies. En el documento, la AEPD establece de forma muy detallada cómo debe articularse el procedimiento de consentimiento y configuración de cookies.
Aunque la instalación de cookies sigue estando regulado por la LSSI (todavía a la espera de lo que vaya a decir definitivamente el nuevo Reglamento e-Privacy), las autoridades en materia de protección de datos han matizado que, ahora, el consentimiento para la instalación de cookies debe basarse en los requisitos que establece el RGPD.

RECOMENDACIONES DE LA AGENCIA ESPAÑOLA DE PROTECCIÓN DE DATOS:
Debe excluirse cualquier tipo de información que induzca a confusión o desvirtúe la claridad del mensaje como por ejemplo «usamos cookies para personalizar su contenido y crear una mejor experiencia para usted» o «para mejorar su navegación o similares». Debe realizarse "mediante una clara acción afirmativa". Esta exigencia supone que, según el criterio de algunas autoridades, la mera navegación o el hecho de que se haga scroll en una web después de que salte el aviso de cookies (popup o similar) diciendo "si continúa navegando consideramos que acepta su uso" o fórmulas similares ya no serían del todo válidas, porque se interpreta que hacer scroll es una acción
"inconsciente" o "mecánica" de la que no puede deducirse necesariamente "una clara acción afirmativa". La consecuencia práctica de esto es que la forma más recomendable de obtener el
consentimiento para la instalación de cookies sea mediante un "acepto" que el visitante de la web deba pulsar en el aviso o pop-up de cookies que se le muestra al acceder a la web. O, al menos, que las cookies se instalen cuando exista "una clara acción afirmativa": por ejemplo, que se instalen cuando el visitante acceda activamente a una sección de la web o acceda a algún apartado.
La fórmula habitual de “seguir navegando” podría seguir siendo válida si se refuerza la toma de decisiones sobre cookies. Como fórmulas posibles cabe considerar las siguientes:
- Inclusión en la primera capa de: un botón (o mecanismo semejante) para aceptar todas las cookies, otro para rechazarlas y un tercero para configurarlas (este último botón podría ser también un enlace dentro del texto de la primera capa, que permitiría acceder a un panel de configuración en el que el usuario podría optar entre habilitar o no las cookies de forma granular).